martes, junio 26, 2007

Con su permiso me adentro - Programa 25

Pasó el mes de las flores y con él acabó la primera temporada de CSPMA. Por diversos motivos tuvimos que dedicar el último programa enteramente a la música, a entrevistar al "dire" y a hablar de proyectos y de futuro. Salió un buen programa, aunque la despedida la estropeé completamente: después de recordar una a una las chopotrocientas personas que han hecho posible la emisión o que han formado parte del equipo del programa, en vez de despedirme con un "hasta pronto" envuelto en una voz amable y agradecida (tal y como había escrito en el guión), no se me ocurrió otra cosa más que soltar un "hasta luego" con voz de gañán. Y cuando digo "gañán" no me refiero a voz normal, me refiero a gañán, gañán, de los de "pata negra"/"black leg" :S

Lo positivo de no haber dado una buena conclusión a la primera temporada del programa será que tal garrulez despeditiva no se volverá a repetir, ya que no la olvidaré nunca. O eso espero (que no se repita), ya que las despedidas a decir verdad no es que sean mi fuerte, en ningún sentido.

Pero dejemos la autocrítica y entremos en tomate frito Solís: opiniones tras 25 programas.

Para mí participar en este proyecto ha sido una experiencia única. Ha supuesto mi reencuentro con la radio tras los pocos programas que hice de "Norte Solidario" hace cuatro (¡Cuatro! Si parecen diez o doce...) años. Realmente la radio me gusta, recuerdo que toda mi época de instituto pasé las noches de insomnio pegado a unos auriculares zapeando entre Radio 3, Cadena Dial, Los 40 (¡SI! ¡Estas dos últimas se pueden/podían escuchar en horario nocturno!) y M80, disfrutando de la gran desconocida y estupenda radio nocturna que tenemos/teníamos en este país. Si hablo en presente/pasado es porque actualmente no la escucho (cosas de internet, la vagancia, y de que ahora mismo me apetece centrarme en unos pocos grupos musicales), por lo tanto no sé si sigue al mismo nivel que antes.
Sea como fuere, lo cierto es que escuchando a aquellos locutores nocturnos hace años, me entró el gusanillo de la radio. Me resultaba muy placentero escuchar aquellas voces que tranquilamente y sin aspavientos se dedicaban a susurrarme cosas al oido, sugerentes, amables... hablo de Juan de Pablos, de Sira Fernández y de María Quirós especialmente... y de programas como Calambre Techno, tremendamente interesantes y con lo último de lo último en música (electrónica, en este caso).
Todo ello me llevó a desear/soñar con la posibilidad de que algún día ElRubioTurbio© pudiera presentar un programa de radio, a poder ser nocturno. El primer acercamiento fue leer las noticias dentro de "Norte Solidario", en la Radio Universitaria. El segundo acercamiento infructuoso fue hace dos años (para mi hace seis o siete) cuando presenté varios proyectos también a la Radio Universitaria, de los cuales no me aceptaron ninguno. El tercer acercamiento ha sido "Con su permiso me adentro", y ni que decir tiene que ha sido el mejor de todos. No se puede decir que sea un buen protocomunicador (ya podía, ya), ni que haga mi cometido con personalidad o de una forma elocuente (no es falsa modestia, es la realidad). Sin embargo, ahora mismo soy capaz de afrontar el presentar un programa en directo (con todo lo que ello implica), y la creación de un guión complejo con contenidos para el mismo, más allá del "nos sentamos todos ahí y lo que surja".

Es probable que a partir de octubre la nueva temporada de CSPMA se emita desde una radio comercial. Sería un sueño, y me acercaría más a ese gran sueño con forma de programa nocturno. Pero no sé qué es lo que haré el próximo curso con mi caos vital en general: ni lo que haré, ni dónde estaré, ni nada de nada. Todo ello a pesar de que sé qué es lo que debería hacer, eso hacia lo que me guía el destino (y aún a costa de que me niego a creer en que exista un destino).

Se sucedan los hechos que se sucedan, si después del verano sigo en León me gustaría presentar la segunda temporada de CSPMA, y me gustaría que el programa puediera moverse y salir de la radio, quién sabe si quizás hacia la tele... aunque para eso tendrán que pasar años y hará falta sobre todo rodaje.

Fin de la chapa. 5:47 a.m.

No hay comentarios: