miércoles, abril 16, 2014

sábado, marzo 15, 2014

Escenas de niños

Suena Schumann
y me acuerdo de ti
de lo que pudo ser
de lo que no fue
de lo que nunca será.


jueves, marzo 06, 2014

Querido Guille...

...me estoy reconciliando, en parte, contigo.
En estos momentos finales del viaje me sirves de apoyo puntual, aunque me cueste reconocerlo y aunque ya no llegue a tenerte el aprecio que te tenía hace unos años.

Y es que...

Los demás ya no pueden tener el sol. Como decía Tsvetaeva: ese sol es sólo mío. Quizás y en parte porque cuando sale, sólo sale para mí. Para ese que (al contrario que el resto del mundo) no se entretiene presumiendo, ni analizando y ejercitando movimientos.



La Casa Azul - Todas tus amigas - La Polinesia Meridional

lunes, noviembre 04, 2013

La emisión estelar...

...de mi vida.

Cuando todo andaba bien, se dispararon todas las alarmas.
Se empezaron a romper, una tras otra todas mis hazañas.
Y no, ya no puedo pararlo.
¡No! La espiral ha empezado.
¡¡NO!! Colisión inminente...
Colapso asegurado.



La Casa Azul - Colisión inminente

martes, octubre 08, 2013

5.000 kilómetros virtuales de distancia...

...y aún así a Bruno todo aquello le resultaba paradójico y cómicamente entretenido. ¿Cómo era posible que ella recurriese a Bruno en vez de a su flagrante novio? ¿Para qué le contaba que estaba del todo hundida y sin ganas de nada justamente ahora que a Bruno le importaba una m. todo lo que tuviera que ver con los demás? Tanto esfuerzo en mostrar públicamente que estaba saliendo con un chaval... ¿Era sólo para que la vieran con él? Pero... ¿Dónde estaba él? Y sobre todo... ¿Para qué estaba ese otro él? Por fortuna Bruno carecía ya de sentimientos. Se entretuvo un rato. Todo le era tan familiar... podía hasta ponerle música y letra a la cantinela. Era tan supeguay que a su lado resultaba... francamente insustancial.



La Casa Azul - Superguay - Tan simple como el amor

domingo, agosto 04, 2013

Semanas

Podría contar por semanas y ya no por años el tiempo que queda para finalizar este viaje interestelar. Extraterrizaremos en un momento inexacto y no prefijado no antes de diecisiete semanas. En función del análisis de la superficie del planeta nos estableceremos en un punto donde una colonia humana tenga las mayores garantías de supervivencia a largo plazo.

 Es tiempo de ver un final claro a todo esto, a la vez que comprobamos el cansancio físico y a nivel salud de todos los que permanecemos térmodinámicamente despiertos. El cansancio psíquico ha ido variando, pero aún con idas y venidas, es ahora cuando todos tendemos a una psicosomatización estable. Mayoritariamente.

 Durante meses he ido aumentando mi energía hasta alcanzar un nivel francamente alto y depurado, mayor del que creo haber tenido nunca antes a lo largo de toda mi vida. Pero precisamente es en estas semanas cuando estoy física y energéticamente ultradesequilibrado. Internamente. Por primera vez sólo a nivel físico, con apenas trazas de desequilibrio mental. Quizás estoy en ese crítico metamomento en el que, si consigo controlar y encauzar toda mi energía, alcanzaré un meta-estado superior. Y en el caso de no hacerlo, me destruiré a mí mismo.

"My mind is my power. Power is my mind."

 Encauzar este flujo de energía quizás no requiera de métodos establecidos u ortodoxos. Creo que debo encontrar mi propio método, como siempre me ocurrió en el pasado. Mi propio camino. De momento he dejado de lado a quien me guardaba por la senda. Estoy seguro que sólo lo hacía por su interés y no por el de ambos. Y tengo claro que en este momento sólo existe mi mente, y la de nadie más.

 Mi mente es mi poder.

 El poder está en mi mente.

El resto del universo existe en una dimensión paralela y relativa (Ni siento ni padezco).

Solo mi mente existe en esta dimensión.

Mi trabajo ahora es definir exactamente las corrientes de flujo a través de mi dimensión, permitir que fluya libremente la energía, en canales abiertos, sin remolinos ni corrientes de retención.