lunes, abril 14, 2008

Bizcocho de limón

A petición de Carmen :)



:: Ingredientes ::

150 gr de azúcar
120 gr de harina
80 gr mantequilla derretida (pero no caliente)
4 huevos
La ralladura de un limón
El zumo de dos limones
2 cucharillas de "levain" (algo menos que un sobre de Royal)
Una pizca de sal

:: Preparación ::

Separamos las yemas de las claras.
Echamos las yemas en un bol y las batimos bien con el azúcar, hasta que queden espumosas.
Añadimos la mantequilla y la ralladura de limón y mezclamos, sin pasarse.
Damos un toque de sal.
Juntamos la levadura con la harina y la vamos añadiendo al bol poco a poco tamizándola con un colador.
Cuando hayamos echado algo así como la mitad de la harina, añadimos el zumo de limón. (El zumo se podría añadir al principio junto con la ralladura, pero entonces la mezcla quedaría demasiado líquida, y para mi gusto es más fácil de trabajar si se añade en este momento)
Tamizamos el resto de la harina.
Montamos las claras, y las añadimos a todo lo anterior mezclando con mucho cuidado y mucho amor :)
Vertemos con cuidado sobre un molde untado con mantequilla y espolvoreado con pan rallado.
Metemos al horno, previamente calentado, 20 minutos a 180º

Y ¡voilà!

:: PFPs ::
(aka "preguntas frecuentemente preguntadas")

20 minutos... ¿No es demasiado poco tiempo?
Pues no. Eso pensaba yo, pero la masa es demasiado espumosa, y cinco minutillos de más le provocan estragos crematísticos (comprobado). De todas formas, y dado que cada horno es un mundo, un buen método para saber si un bizcocho está hecho es:

1) Mirar por el cristal del horno y comprobar que ha crecido de una forma uniforme
2) Una saturación olfativa de toda la cocina (/casa) provocada por el ingrediente característico del bizcocho (limón, en este caso)

Cuando se cumplen las dos características, es que el bizcocho está hecho :)

Ahm, no sé si lo había comentado alguna vez, pero algo que suele funcionar (no siempre) para que el bizcocho no se baje, es dejar la portezuela del horno un poco abierta durante un rato, antes de sacar el molde al exterior. Eso sí, no mucho tiempo (no más de 10 minutos) porque si no puede acabar quemándose.

2 comentarios:

sunayani dijo...

Dr. Repostero, me alegra que haya vuelto, pero espero que no se haya convertido en un blojs mensual :p

Ains, cuando volveré a comer los guatis... y la vegetable lasaña... :p

ert dijo...

Uuff coméntale el asunto a mi dejadez vital a ver qué dice al respecto... (que no será por falta de post-proyecto ni por cosas de las que hablar...)