jueves, mayo 17, 2007

Aprovechamiento de recursos artificiales

Cuando se te acaba un bote de after-shave, crema, gel, champú, o similar, por lo general lo que solemos hacer es dejarlo "tapón abajo" sobre la repisa y darle unos golpecitos con la esperanza de arrebañar hasta la última gota de producto. Infructuosamente, ya que siempre quedarán las paredes del envase pringadas de sustancia. Pero ¿qué pasa cuando la masilla blanca es algo más (cara, mejor, eficaz) que la simple y mundana Nivea o que el pack 3x2 de champú comprado en el Carrefur? pues que te da rabia tirar 4ml de producto, que te dan para 4 o 5 aplicaciones más.

La solución para estos graves problemas existenciales (¿tiro o no tiro el bote?) pasa por la aplicación de las más avanzadas técnicas quirúrjicas de última generación. Veamos un ejemplo práctico a partir de un envase en avanzado estado de utilización. Para la realización de la intervención necesitaremos:

- El continente del producto sin acabar.
- Un bisturí. En caso de no disponer de un bisturí en casa se puede sustituir éste por un buen cúter. NUNCA utilizar un cuchillo, salvo que sea de sierra.
- Una superficie plana en condiciones higiénicas aceptables.
- 16 cm2 de film plástico, no necesariamente esterilizado.

Una vez tengamos listos todos los utensilios comenzaremos con la operación.

Primeramente hay que delimitar la zona a seccionar. No está de más coger una regla, escuadra, cartabón y un rotulador permanente de esos que tenemos en casa para... para estos casos vaya.
En caso de que andemos algo pillados de tiempo porque nos va a empezar el Tomate y no queremos perdernos la enésima repetición de "vida y desgracias de la Pantoja", podemos calcular a ojo de buen cubero cuál sería el hipotético centro del envase.



Una vez delimitada la zona por la que se va a realizar la incisión, llega el momento más delicado: el corte. Es muy importante seguir los siguientes pasos:

1. Tomar conciencia de que ésta será la última vez que veas el bote en su estado original.
2. Intentar relajarse y concentrarse, ya que el más mínimo despiste puede ser fatal para el resultado final.
3. Sólo cuando creamos que estamos preparados y nos sintamos seguros, sujetaremos firmemente el envase con la mano no dominante.
4. Cogeremos el cúter con la mano dominante, asegurándonos de que la superficie cortante está en dirección perpendicular al plástico del envase.
5. Con valor, ánimo y decisión introduciremos el cúter en la masa plástica todo cuanto podamos, deslizándolo hasta el fondo.
6. Con cuidado iremos moviendo el envase hacia adelante y girándolo hacia el horizonte.



Y una vez terminada la operación... ¡voilá! podemos comprobar que efectivamente, quedaba producto para un rato.





Ya sólo nos queda hacer uso de los 16 cm2 de film plástico, con el cual recubriremos la zona superior de la mitad inferior del bote. La parte superior del mismo se puede desechar (tras arrepasar bien el dedo por sus paredes) en el correspondiente contenedor de reciclaje.



Nada más por hoy, esperamos que el anterior manual les haya resultado útil para su vida diaria.

Atentamente, el equipo médico del TurbioBlog.

4 comentarios:

pozi dijo...

Lo que tardé en entender aquel sketch de Tip y Col con la jarra de agua y lo simple y práctico que me han parecido sus consejos, su rubia excelencia.
Ahora la verdad, a mí tanto bisturí me parece una mariconá! amí se me gasten los botes y los apaño a mordiscos :)- con mi diente giratorio.

Besáncanos

V dijo...

Jajaja... Con mi diente giratorio...
Tengo que advertirte que mi madre lleva haciendo lo mismo años y años. Ella utiliza unas viejas tijeras de cortar pescado (menos sofisticado, igual de efectivo), y utiliza la parte superior del bote (doblándola y encajándola) para tapar los restos del preciado producto.
Ah, y ya que estamos... Yo voto por lo del fondo común para hacernos con "Dragones y Mazmorras". ¡Ya me contaréis!

sunayani dijo...

Qué completo y detallado :) y como a no tengo bisturí porque me lo confiscaron en la última operación que intenté hacer a corazón abierto sin permiso del colegio de médicos, seguiré el método de las tijeras...

Mmmm ¿los dientes giratorios se pueden conseguir en alguna web de internet, señor pozi?

Ert dijo...

Pozí ¡estás en obligación de decirnos dónde conseguir un diente giratorio como el tuyo! y no te resistas que te que te que te... ¡¡que mandamos a Suna a aserrártelo con un cuchillo de postre!! (¡usado!)

Jeje ¡Pues no se me había ocurrido lo de las tijeras de pescado! alguna vez he utilizado (con cierta dificultad) unas tijeras viejas de coser, las cuales clavo primero y a partir del guraco voy cortando. El usamiento del cúter fue algo que se me ocurrió el otro día (no es un bisturí, es un cúter solo que un poco más "pofesioná")Lo de cortar y encajar la parte superior en la inferior sí que lo he hecho alguna que otra vez, lo que pasa es que con el bote este no era posible, el plástico era demasiado duro :S

Suna, seguro que el bisturí te lo arrancaron de las manos en este país de nos regido por reglas sanitarias, leyes... pero no creo que en Túnel tengas excesivos problemas para seguir con tus artísticas operaciones a corazón abierto. Además, teniendo como tienes esa estupenda encimera metálica en el obrador de la zumería...