miércoles, noviembre 22, 2006

AAD. Lunes 20 de noviembre de 2006 - Día 19

Nuevo lunes y nueva clase de interpretación. A pesar de haber faltado tanto hice lo mismo que el resto para no perder el ritmo. He quedado el jueves con PM para hacer una "clase de recuperación" ya que me quedan muchas cosas por trabajar, en especial la nueva parte del texto (me va a costar sudor y lágrimas aprendérmela de memoria, ya veréis).

El primer ejercicio que hicimos fue el de limpiar ventanas. Servidor recordó su temporada de verano limpiando las puertas de cristal de Los Panes (xD). Primeramente dijimos sólo el texto intercalado con la limpieza, pero después había que añadir un par de elementos:

- Limpiar los cristales como si estuviésemos en el piso 80 o 90 de un rascacielos, con todo lo que ello implicara para nosotros.
- Añadir a la sensación de altura el hecho de que en la ventana de al lado estaban soldando algo, haciendo un ruido muy molesto.

Si os digo que mi ejercicio fue medio improvisado... Y es que no limpié ningún cristal en casa, lo confieso. Pero es que estoy jarto de limpiar mesas en la panadería, y el método que usamos es el mismo que para limpiar cristales (sólo cambia el liquidillo limpiante). Así que lo de coger el bote y el paño lo tengo más que dominao jeje.

Para lo de la altura me imaginé la sensación que tuve en la visita que hice a la central térmica de La Robla, años ha. Recuerdo que yo subí al techo de la caldera (algo similar a una azotea) todo confiado, como si nada. Salí del ascensor a 82 metros de altura, miré para abajo, vi que entre mis pies y la tierra firme sólo había una rejilla metálica (no muy estable por cierto)... y me acojoné del todo. No tanto como la chica que se agarró a la barandilla y dijo que de allí no la soltaba ni la señorita Carapelis, pero casi casi. Pude andar, pero poco a poco y sin soltar las dos manos de la barandilla... menuda sensación (¡y menudo cuadro! xD). Pues eso mismo intenté hacer en el ejercicio. Me aposenté firmemente con los dos pies en el suelo, con una pierna adelantada y la cabeza lo más retrasada posible, e intenté por todos los medios no mirar para abajo, aunque tuviese que agacharme un poco para limpiar la parte baja del cristal. Para lo del ruido añadí un susto (al oirlo por primera vez) y movimientos de cabeza con fruncimiento de entrecejo.

Este mismo ejercicio lo hicimos después en grupo. Nos poníamos a limpiar y cada uno decía una parte del texto, a la cual contestaba el siguiente con otra parte de su texto (que lógicamente no tenía nada que ver), y así uno a uno hasta que acabáramos. El asunto tenía que parecer una conversación (entre compañeros de trabajo, por ejemplo). Como solo estábamos cinco en clase nos toco hacerlo a A., a S y a mí juntos. El ejercicio no quedó bien aunque fue un poco caótico, así que después lo volvimos a repetir. A. se puso con Q, S con Sa y yo más al final también con Sa. Muy interesante.

Lo siguiente fue trabajar el ejercicio de la ira. Fue muy muy difícil, porque había que perder los papeles y todos nos controlábamos mucho. Bueno, todos se controlaban menos yo, que no me tomé la ira como un enfado gordísimo y descontrolado, sino como un "no te aguanto más, me voy y ahí te quedas". No era exactamente eso lo que había que trabajar, pero dar lo que se dice dar sí que di unas cuantas voces :) Eso sí, en el arte de dar voces la campeona es A. Su ejercicio fue buenísimo. Iba subiendo y subiendo de intensidad hasta que al final gritaba como si quisiera coger al personaje imaginario y darle dos ostiazos bien daos. De película. Aún así PM quería más, así que puso un arcón de madera para que la gente le diera patadas y/o golpes, a ver si se soltaban del todo. Como ni aún así lo hacían, recurrió a otro método: poner al risillas namber uan del reino sentado en el arcón, para que realmente se enfadaran con él. El risillas namber uan se quitó las gafas y como su propio nombre indica no pudo evitar descojonarse vivo mientras los demás le gritaban. En serio. S estuvo a punto de darme porque con el rapapolvo que me echaba yo no paraba de reirme... A. y Q se reían conmigo. Pero lo mejor creo que fue cuando Sa empezó a gritarme al oido y yo me puse a limarme las uñas... ¡casi le da algo! xD

Y así acabamos la clase, no dió tiempo a más.

Ahm, los ejercicios para la próxima semana son:

- Personaje: científico loco
- Estado de ánimo: risa (decir el texto en plan descojone total)
- Actividad: barrer
- Hacer el texto con el personaje y la actividad que queramos.

2 comentarios:

sunayani dijo...

82 metros sobre una rejilla metalica... mmm; yo tengo vertigo subida al lavabo de mi casa para cambiar una bombilla fundida, y subida en un silla y mirando hacia arriba tambien, asi que no me veo yo limpiando cristales a 80 metros de altura, no. Solo de pensarlo me mareo.

La hira es un nuevo baile que desconozco? :P Ah, que no!! Que ya lo entiendo, que es la sensacion que me embargaba a mi en saliendo del ministerio por vegùesimomil vez...

ert dijo...

La iiiraaa
cóoomo se bailaaaa
Se estiiiran
las caalandraaajasss...
(lo primero que se me ha ocurrido en plan LLorlli Dan xDDD)

Ya está corregida la ortografía, sorry.