miércoles, octubre 29, 2008

De cómo he acabado en Perico Delgado's City

Título alternativo: "¿Qué tal? ¿Los niños bien?"

¡¡Hooola a todosss!! Debería de estar contestando correos pero me he dicho ¿Por qué no actualizas el blogs que ya te vale? (niego que las amenazas contra mi espíritu friki me hayan llevado a hacerlo, nonon, ni hablar, digo... errrr... mmmm... bueeenooo...)

Antes que nada, decir que en este home-coming que casi casi es un "Rubio Turbio Blogs 2.0", voy a intentar en la medida de lo posible enmendar los errores del pasado, o lo que es lo mismo, no caer en bobadas ni idas de pinza que no vienen a cuento... no prometo nada, enigüei.

Y sin más, al hoyo... digo al bollo.

Cuenta la historia que... jajaja no.

Todos sabéis más o menos que tras la odisea de pre-matricularme a través la Escuela de Arte Cazurra (que no querían hacerlo ya que "no es lo más apropiado", a pesar de que están obligados por ley, que cuando me recogieron la preinscripción no me dejaban presentar un impreso porque "no hace falta, se sobreentiende que..." y que tras un pollo en el que intervino el coordinador general de educación de CYL, se llegó a la conclusión de que los de valladolí son muy malotes y que el papel a presentar era "uno de esos del rincón que nos mandó la junta y no sabemos ni pa qué") fui a Burgos un poco sobre la marcha y a la aventura, para ver de qué iban las pruebas de acceso a las escuelas de arte.
De las malas comunicaciones intracomunitarias no digo nada porque de todos es sabido.
La cosa es que aquellas pruebas las aprobé, a pesar de todos los pesares. Tanto la parte genérica de bachillerato (¿Para qué sirve tener aprobada la selectividad en esta comunidad? Para nada, visto lo visto...) Lo que algunos no sabéis es que de aquellas pruebas, y contrariamente a lo que yo pensé, no es que me hubieran dado 3 copias del mismo examen de historia... no no no...
Resulta que había tres exámenes distintos: uno de historia-historia, otro de historia del arte, y otro de geografía... con lo cual, mientras algunos se debatían entre el nombre de una ciudad andaluza por la que pasa el Guadalquivir, la capital de La Rioja, la capital de Francia o el nombre del mar que queda al este de Valencia... yo me debatía a vida o muerte entre golpes de estado, fechas, reyes, generales... en fin...

El asunto pintó mejor en las pruebas de dibujo, pero sin echar cohetes, más que nada por el nivel que manejaba el personal: todo el mundo haciendo obras de arte y el RubioTurbio allí en plan "yo... pasaba por aquí... lalala..."

El primero de los ejercicios era hacer una interpretación libre y cálida de la "mujer con mandolina" de Picasso...



...Para el cual te daban una hora para pintar una lámina A3. Que tu dices "vale, en condiciones normales necesitaría 3 días y aún así no sé si tendría muy claro cómo afrontarlo..."
Aquí no, una hora, y una lámina A3 (y porque una tamaño A2 no entraba en la mesa de dibujo, que si no... ¡Capaces!)
Os podéis imaginar que todo el mundo llevaba témperas, acuarelas, ceras... pero sobre todo, la gran mayoría, pasteles...
Que es lo suyo, porque haces un "raaaas" con la pintura pastel en horizontal y ya casi tienes pintada media lámina...
Ahora, eso es lo que lleva la gente normal ¿Qué malignas armas de colorear llevaba el RubioTurbio para enfrentarse a susodicha tarea? ¿Os lo imagináis?
Pues efectivamente, los lápices de colorear marca Alpino de toda la vida... o lo que es lo mismo y dicho de otra forma, YourFuckingMotherInBriefs-TheWorkThatGivesPaintThatWholeWhitThisFuckingShit...
¿Me se entiende? Pues eso mismo.

Como os podéis imaginar en una hora no me dió tiempo a ná, ni a colorear, ni a remarcar bordes en plan cómic ni nada, pero bueno, éste fue el resultado:



Entre este examen y el siguiente hubo una prueba de dibujo técnico a mano alzada, a la cual no le hice foto porque tenía al profesor justo detrás, pero que me sirvió para descubrir las peculiaridades del lápiz de grafito (ni si quiera había hecho una línea con él antes de usarlo en el examen...) peculiaridad que radica en que toda línea que hagas con él, queda irremisiblemente marcada en el papel... en fin.

Por último tuvimos que dibujar un bodegón, en la típica clase de dibujo artístico, de pie, con los caballetes...



La imagen sale un poco distorsionada (tuve que hacer virguerías para sacarla sin que me vieran...) pero bueno, vale para hacerse una idea.

En este examen lo pasé francamente mal porque en la vida había dibujado yo algo "en serio", y mucho menos de pie y en vertical, sobre un caballete. Sólo os digo que estuve cuarenta minutos para dibujar el cubo, sin sombras ni nada. 40 minutos hasta que conseguí dibujar 9 líneas rectas que efectivamente pareciesen un cubo con proporciones de cubo... un horror. Me agobié veinte veces, tuve que salir para airearme un rato y mojarme un poco los puntos cáldidos (la manida excusa del baño...)
Al final opté por abstraerme de la realidad y pintar lo que yo consideraba que era un cubo proporcionado, porque fui incapaz de hacerlo en la posición exacta en la que estaba :S
Por lo demás hice el dibujo más en plan técnico que artístico, dado que se podía elegir y yo del uso del carboncillo no tengo N.P.I.

El resultado fue el siguiente:



Como apunte, destacar que con la emoción del dibujo finalizado no pude evitar un efluvio de infantilismo impulsivo y dejé reflejado mi pensamiento y mi pesar justo debajo de la firma:



Hace poco coincidí con varios profesores de la escuela de Burgos, y no pude evitar acercarme a uno...

- Hola, tú eras uno de los que cuidaba los exámenes en junio, supongo que también los corregirías...
- Sí...
- Yo fui uno de los que hizo las pruebas...
- ¿Si? No sé, en junio había tanta gente...
- Fui el que escribió "es la primera vez en mi vida que dibujo un..."
- ¿TÚ? ¿¡Fuiste tú!? Jajajajaja gracias, gracias, de verdad, gracias, por momentos como ése es por los que merece la pena corregir ejercicios, qué risas nos echamos todos...

Y en la despedida (tras copartir mesa y lechazo con la élite artístico-pedagógica)...

- Hasta luego...
- Ah, adios, y por favor, no cambies, no cortes esa expresividad, sigue brindándonos esos momentos...

(jurjur_)

Y eso es todo por hoy. En próximas entradas, la azarosa VidaRubioTurbia(c) entre ácaros, pelusas y chorretones de aceite requemada...

4 comentarios:

larubiafriqui dijo...

Bienvenido a los blogs one more time (y van...). Pues los dibujos no están tan mal, normal que te cogieran. Mi hermana tuvo que pasar por lo mismo para entrar en el módulo, aunque ella sí que había tenido que usar todas esas técnicas de las que hablas (es lo que tiene hacer el bachillerato en el insti al lado de la catedral, ya me entiendes).
Eso, lo de la expresividad es muy importante. ¡Suerte con la cafetera!

sunayani dijo...

A mí me gusta la chica de la mandolina.

V dijo...

Jajajaja. Dr., es Ud. un exagerado. No soy experta ni en dibujo art'istico ni en dibujo t'ecnico (when, oh when, will I be able to use my own computer?), pero mis escasos conocimientos me sobran para reconocer la val'ia de sus composiciones.
Por favor, "Es la primera vez (en mi vida) que dibujo un bodeg'on"... No me extranha (whatthafuck!)que te pidan un bis.

Pasquinel beltrán dijo...

¡¡¡HE ADMIRADO LA INVISIBLE LUUUUZZ!!!

Tanta presión social me ha corrompido y me abalanzo a chapotear mis flipes de reptil evolucionado en un blog poco mondo y nada lirondo. ASÍ PUTO SEA.

http://pensaresturbios.com/