miércoles, septiembre 27, 2006

Esa cosa llamada televisión...

Ayer, viendo la tele durante la comida (único momento en el que obligatoriamente veo esa televisión de masas tipo desinformativos, series y demás, todo sea por el bien de la unidad familiar...) volví a ver el anuncio de Chevrolet en el que un pavo tira unos andamios de una iglesia en restauración y se va corriendo mientras la voz en off dice "no hemos hecho mucho por el arte 'tal' (no me acuerdo del nombre que dice) peeeeero ¡¡hemos puesto el Chevrolet "x" por sólo ciento y pico euros al mes!!" y tú te quedas "¡¿ ?!" con la cara desencajada de tu vida. Nos cargamos la cultura peeeeero te vendemos nuestra mierda de coche por sólo ciento y pico euros. Bravo bravo plas plas, y encima nos congratulamos de ello. PATÉTICO. Lo triste es que en este país para nada inculto a la mayoría de la gente le hará gracia.
Yo me sigo rasgando las vestiduras con los anuncios de marcas americanas como Chevrolet, o aquellos de Ford en los que un niño sentía que el lugar más seguro del mundo era estar dentro de un Ford, sucio recurso y más cuando dicho Ford saco unos resultados bastante normalillos en pruebas de choque. ¿Nos lo tragamos todo? Sí. Y lo que nos echen. Y nos creemos todas las mentiras que nos cuenta la publicidad, o por lo menos nos dejamos llevar por ellas. Lo más patético desde mi punto de vista es el uso recurrente de los niños en la publicidad. Es lo más ruín, porque no sólo lavan el cerebro a los niños sino que se lo lavan principalmente a los padres. Los de la basura del Sunny son un ejemplo: después de hacer deporte... ¿qué le vas a dar a tu hijo? ¿un zumo natural de naranja? NOOOOO una basura de preparado químico (con glutamato monosódico incluido) que lo menos que puede hacer es que al niño le crezcan 3 ojos o 4 brazos, sin contar la de neuronas que le quita de por medio...
El tema es denso y podría estar hablando días, pero bueno. Sólo otro apunte de algo que ví la semana pasada y que me dió mucha mucha pena. Y es que en los titulares del desinformativo de Antena3, dijeron algo así como "los caballos de fulano (uno de estos de la trama de Marbella)... ¡¡se mueren de hambre!!" y tu te quedas... "coño, ¡¡Y CIENTOS DE MILLONES DE PERSONAS EN TODO EL MUNDO!! no te jode..." a mí es que que me vendan eso como noticia del día me ofende, qué queréis que os diga, nuestro coeficiente intelectual es mayor de 50, por mucho que los medios intenten hacernos creer lo contrario.
Corto porque con estos temas es que me pongo malo.

6 comentarios:

Alfredo_kun dijo...

Que hubo, saludos por aqui me pase leyendo su blog, pero solo dejo el saludo...

ja ne!

V dijo...

¡Ja! Te has olvidado de los anuncios de AXE. Aprovecho la oportunidad para informar a todos los lectores masculinos de este blog que las chicas NO nos sentimos atraídas por el olor a matarratas.

V dijo...

Para informar DE que (jesús, jesús).

Ert dijo...

¡Hola Alfredo! Qué curioso que hayas llegado hasta este blog, si sólo se lo he comentado a 4 personas y no tengo tiempo casi de escribir nada (y no será porque no haya temas de qué hablar) Por lo que he visto en tu blog creo que compartimos bastantes gustos :)

V, el anuncio de AXE es mortal de necesidad, los garrulos en plan "nos ligamos a las tias que están buenas" (que no son más que un puñado de adolescentes anoréxicas sin desarrollar pintadas como puertas) a mí me hace gracia... por no llorar. Es como revivir las épocas de Esteso y Pajares con las suecas, en fin.
Eso sí, si el de AXE es denigrante para las chicas, el de L'Oreal de la crema revitalizante para chicos que dice algo así como "donde tú te crees irresistible ella sólo ve ojeras y líneas de expresión" me parece el resumen perfecto de esta sociedad falsa y basada en las apariencias en la que vivimos. Denigrante tanto para vosotras que os pone como que sólo os fijáis en las apariencias como para nosotros que nos pone de peleles sin personalidad, pendientes de lo que los demás piensen de nuestro aspecto...
Personalmente hace tiempo que dejé los matarratas en spray por los desodorantes de barra sin perfume :)

sunayani dijo...

Y el anuncio de las chicas no nos cuidamos y solo tomo el producto X como un refresco (es que la publicidad conmigo no funciona, me acuerdo del anuncio, pero soy incapaz de acordarme del producto la mayoria de las veces...)

Ert dijo...

UFF el anuncio de la tía que no se cuida... no puedo con él. Yo tampoco sé la marca, pero últimamente lo veo en todas partes. Además es que el papel que interpreta la pava no podía ser más "asín" (de tonta, pijilla, estúpida, creída?) aparte de la imagen de la chica en sí: hiperdelgada, con los ojos clarisisísimos, la piel super blanca, los coloretes subidos, maquillada como una puerta de madera natural... y lo que más gracia me hace del anuncio es que cuando va a pasar por el paso de peatones la pava ni si quiera gira la cabeza para ver si viene un coche... ¿acaso está ella por encima de los coches? y si lo está... ¿tendrá algo que ver en el asunto Ausonia y sus compresas con alas?

Otro anuncio que me mosquea ahora que me acuerdo es el de la tía en bolas de corporación dermoestética. La tía estar, lo que se dice estar, está buena (si le tapas la cara y le quitas el moreno UVA-pasa... por lo menos tiene alguna curvilla). Pero es que vamos a ver: ¿a quién se le ocurre poner una brasileña que muy claramente no necesita cirugía ni la necesitará en toda su vida para anunciar tus operaciones de cirugía? A mí la verdad es que no me inspira mucha confianza el asunto... es como ponerme a un atleta para anunciarme el resultado de una liposucción: ¡¡si ese pavo en la vida ha tenido un gramo de grasa!! El problema es que nosotros, auténticos homo sapiens sapiens (seres con inteligencia activa y funcional) podemos ver las cosas como son, pero la gente de la calle (que se quedaron dos pasos atrás o más en la escala evolutiva) ve un cuerpo estupendo y dice "si, yo quiero ser como el/ella y ahí me van a dejar así!" En fin.